Enfermedad y muerte

1. ¡Cómo no voy a estar contento! ¡Cómo no estar agradecido de Dios! En lugar de una muerte violenta me manda una larga enfermedad para que pueda prepararme. No me manda dolores. Me manda el gusto de ver a tantos amigos, de verlos a todos. Verdaderamente Dios ha sido para mí un Padre cariñoso, el mejor de los padres.

2. …Al pensar que el tiempo que queda es corto apresuremos el paso, hagamos el bien con mayor brío, hagamos partícipes de nuestra alegría a nuestros hermanos, porque el tiempo está cerca (en su lecho de enfermo).

3. El sentido de la vida no es otro que buscar a Dios. La muerte el momento de hallarlo. La eternidad, la posesión dichosa de lo que tanto hemos ansiado.

4. El patrón me llama y aquí estoy listo y feliz.

5. El concepto cristiano de la muerte es inmensamente más rico y consolador: la muerte para el cristiano es el momento de hallar a Dios, a Dios que ha buscado durante toda su vida.

6. La muerte para el cristiano es el encuentro del Hijo con el Padre, es la inteligencia que halla la suprema verdad, es la inteligencia que se apodera del sumo bien. La muerte no es muerte.

7. Todo lo nuestro nos acompañará en el más allá ¿Acaso esos amores tan profundos están llamados a olvidarse o a quedar insatisfechos? No. Dios no rompe los vínculos que ha creado. Dios no se arrepiente de sus dones, antes bien es fidelísimo.

8. …El gran don del cielo es estar presentes ante Dios, ¡qué más puedo necesitar! En Él tengo para siempre un abrigo, una presencia, una proximidad, una patria, un hogar, un compañero vivo con el que he caminado en la tierra, aunque sin conocerlo, un apoyo por toda la eternidad.

9. Dios, Padre de amor, puso a los hombre para que vivan, vivan aquí, ¡inmortales continúen viviendo allá!

10. Vivir la eternidad. Mirar a la eternidad en los momentos de depresión. Esto pasa… ¡¡Eso no!! Esto es una hora. ¡¡Aquello eterno!! No dejarse pescar por ningún anzuelo temporal.

11. Alegría, ¡y qué feliz se vive cuando se piensa en lo eterno! Allí está mi morada… ¿Dolores? Pasan, pero la eternidad permanece. ¿Muerte? No, un hasta luego, sí, ¡hasta el cielo! ¡Hasta muy pronto!

12. El mensaje de la Resurrección es alentador, porque es el triunfo completo de la bondad de Cristo.

13. ¡¡Las flores naturales son más bellas porque mueren!!

 

Comentarios Facebook

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.