Juventud

1. La juventud es la edad del heroísmo, y la gracia de Dios depositada en los corazones fuerza por abrirse paso en muchas almas hacia planos superiores.

2. Queremos incendiar…, tenemos antes que nada que incendiarnos a nosotros mismos. Queremos iluminar, tenemos antes que nada ser luz. Queremos dar sentido cristiano a la vida y ¿cómo lo daremos si no lo tenemos nosotros mismos?

3. El mundo está cansado de discursos, quiere hechos, quiere obras, quiere ver Cristianos que encarnan como Cristo la verdad en su vida. ¿Queremos salvar al mundo? Comencemos por hacernos Verbo, Verbo de verdad, de pureza, Verbo de caridad, Verbo de amor a Dios y al prójimo.

4. …Servirá a todos: al pobre y al rico; a la viejecita, flor que se deshoja; y al niño, botón que se abre a la vida. No le preguntará a nadie qué piensa para servirlo: es su hermano. Dará al fatigado. Tomará la carga ajena. Si tiene un sitio en su coche no dejará de ofrecerlo al transeúnte.

5. Menos proselitismo y más santidad; menos palabras y más testimonio de vida.

6. Si Cristo viniera hoy a nuestras fábricas y liceos, encontraría en ellos quienes lo seguirían con tanto ardor como en la primera generación cristiana.

7. El medio más importante de la educación sobrenatural, casi la base de toda educación, es infundir en los jóvenes el amor a Jesucristo.

8. El que ha mirado profundamente siquiera una vez los ojos de Jesús, no lo olvidará jamás.

9. La gran revolución no se hará posible sino cuando hayamos efectuado cada uno de nosotros mismos, la revolución de nuestra vida, orientándola hacia Cristo…

10. Operemos en nosotros la revolución cristiana y el mundo será cristiano.

11. El joven que ha recibido la Verdad tiene una actitud peculiar en todos los momentos de su existencia. Tiene un estilo propio. Al verlo se lo distingue de inmediato de los que no lo son. En alto su cabeza; arriba sus ojos; abierto su pecho; su paso firme. Es su único orgullo: “ser cristiano”. Hijo de Dios. Hermano de los hermanos de Cristo.

12. Cada generación ha de comenzar de nuevo la redención.

13. Cristo dice ahora a los jóvenes de Chile: “Jóvenes, los necesito”. Joven: ¿cuál será tu respuesta?.

14. ¿Quieres saber? Anda a ver… Lo que más falta hoy es el hombre con visiones de conjunto.

15. No descansen mientras haya un dolor que mitigar… Una cruzada de amor y respeto al pobre…porque el pobre es Cristo, Cristo desnudo, Cristo con hambre, Cristo sucio, Cristo enfermo, Cristo abandonado.

16. Necesito de ti… No te obligo, pero necesito de ti para realizar mis planes de amor. Si tú no vienes una obra quedará sin hacerse, que tú, sólo tú, puedes realizar. Nadie puede tomar esta obra, porque cada uno tiene su parte de bien que realizar.

 

Comentarios Facebook