Manuscritos

.

01. Discernimiento Vocacional

01. Discernimiento Vocacional

Una manera que me ha dado ha sentir el Señor de enfocar el problema de la vocación.

Yo sé Señor que lo único que rompe tu amistad para conmigo es el pecado mortal; que el venial lo enfría, pero supuesta la actitud generosa de dar a Dios Nuestro Señor todo lo que pueda y tenga, conclusión del absoluto dominio de Dios sobre mí, de la donación del ser que poseo por pura misericordia divina, de la redención generosísima y de los innumerables dones particulares, supuesto esto el hombre dice: tomad Señor y recibid… yo os hago mi oblación de todo lo que soy y poseo, yo deseo dártelo todo, servirte donde no haya restricción alguna en mi don total. Yo veo que el estado religioso es la suma donación de los bienes, placeres, libertad. Allí desearía yo servirte; la primera tendencia de mi espíritu va allá, si no me manifiestas mi voluntad apartándome allá voy yo generosamente con toda mi alma y todo lo dejo por seguirte.

Sólo me apartaré de este propósito si veo que mis pasiones son tan violentas que sería tentarte ir por un camino de tanta pureza; Señor yo quisiera seguirte pero veo que en mi corazón hay un deseo tan vehemente de completarse con otro ser, de procrear… deseo que no puede sino venir de Ti, Tú me llamas al matrimonio; Señor yo quisiera seguirte en la obediencia, pero mi voluntad es tan rebelde…

Señor yo quisiera seguirte pero veo tan claramente el bien que podría hacer como apóstol seglar, siento un tal deseo de salvar a mis hermanos de taller… que veo que ese llamamiento no puede venir sino de Ti; Señor quisiera… pero falta de inclinaciones; Señor… pero falta de todo eso de la vida sacerdotal en mí (s56y16).

Leer más

02. Carta a Manuel Larraín

02. Carta a Manuel Larraín

31 de enero de 1922, Achao. Manuel Larrain E.

Querido gordo:

Aquí me tienes en el último rincón de Chiloé, politiqueando un poco. La gira creo que va a resultar; No es de grandes asambleas y mucha bulla, sino de trabajo de organización.

Si ves al Rucio Fernández, hazme el servicio de pedirle que me mande a Valdivia, donde espero estar dentro de unos doce días más, algunos folletos sobre cooperativas, unos dos o tres, caso que tenga, a fin de dárselos a algunos curas que están muy entusiasmados con la idea y cuentan con la ayuda del Obispo, pero que conocen poco de estas cosas. Chiloé parece la tierra ideal para este trabajo, donde se ha conseguido formar la pequeña propiedad. En todo el Departamento de Castro apenas si habrá un solo fundo de importancia, todos los demás son pequeñas propiedades de seis u ocho cuadras.

En fin, espero contarte muchas cosas, escríbeme una noticiosa carta a Valdivia.

Tu amigo.
Alberto Hurtado C.

s63y16

Leer más

03. En la Asunción

03. En la Asunción

En la Asunción

1º) Lo que la Santísima Virgen ha hecho por mi vocación.

A ella se la debo que me sacó de pecado, que me alentó ¡¡cuánto recurría a Ella y con qué confianza!! ¡Cómo me ha ayudado en exámenes, negocios y menudencias! en defender afuera mi vocación donde tantos han naufragado, inspiraciones… deseo de la más alta santidad. No he recibido gracia alguna que no haya venido por María.

2º) Lo que está haciendo ¡Inspiraciones, compañeros, conversaciones, el llamarme al sacerdocio, Teología…

s18y02

Leer más

04. Franchir

04. Franchir

Franchir

Leer más

05. Devoción a nuestra Señora

05. Devoción a nuestra Señora

Elemento esencial en la vida cristiana. En ejercicios aparece continuamente:

+ En todos los grandes coloquios Inf. Reino Banderas, 3 gr. Hum.

+ En meditaciones Encarnación, Nacimiento 2a. y 3a. semana.

+ Oblación reino mis votos religioso En presencia María.

El alma cristiana llena de esta devoción. Los cruzados al caer: Madre de Dios ten misericordia de mí, y los sarracenos los remataban: perro pagano “Dios no tiene Madre”.

En países de misión, el Islam que avanza se ve detenido por María: esas religiosas indígenas todas con título de María, Capillas… Rosario, Escapulario, Templos, Peregrinaciones, Grutas…

En qué se funda devoción a María:

+ Es lástima que prediquen esta devoción poética: Palma Cades, Rosa de Jericó ponderando únicamente su hermosura.

+ El verdadero fundamento no lo descubre el hombre raciocinando (pues no acepta la idea de privilegio), sino orando bajo inspiración Espíritu Santo en nuestra oración hallamos tan natural el privilegio de María antes de todo mérito suyo. Se ve en celebración 8 de Diciembre.

El pueblo que ora lo intuye. Lovaina en 50º Inmaculada Concepción: iluminación hasta de las casas más modestas. Un niño interrogado: Fiesta de Nuestra Señora… ¿Tú tienes envidia? Nadie tiene envidia de la Madre.

La gracia de María es gracia funcional: toda gracia es funcional, en provecho de todos los demás, justos y pecadores. No se trata de honores sino de funciones.

La gracia de María funcional:

+ la función de María es ser Madre de Dios: y su gracia es para nosotros lo que funda nuestra esperanza: ya que la preferida de Dios es mi Madre ¡qué bien lo entendieron los cristianos de la Edad media, en esos himnos maravillosos.

“Todo tu honor, lo alcanzaste para nosotros. Tú tienes que sernos la puerta de la vida, como Eva lo fue de la muerte”

Y esta estrofa admirable:

Non abhorres peccatores – sine quibus nunquam iores

Tanta digno Filio, ¡Tu honor te viene por los pecadores!

Ergo debes Virgo Jesse – Semper memor esse – mei et

Humani generis (ad sensum)

s50y06

Leer más

06. Un disparo a la eternidad

06. Un disparo a la eternidad

¿Y yo? Ante mí la eternidad. Yo un disparo en la eternidad. Después de mí, la eternidad. Mi existir un suspiro entre dos eternidades.

Bondad infinita de Dios conmigo. Él pensó en mí hace más de cientos de miles de años. Comenzó (si pudiera) a pensar en mí y ha continuado pensando, sin poderme apartar de su mente, como si yo no más existiera. Si un amigo me dijera: los once años que estuviste ausente, cada día pensé en ti ¡cómo agradeceríamos tal fidelidad! Y Dios ¡toda una eternidad!

Mi vida pues, un disparo a la eternidad! No pegarme aquí, sino a través de todo mirar a la vida venidera.

Que todas las criaturas sean transparentes y me dejen siempre ver a Dios y la eternidad. A la hora que se hagan opacas me vuelvo terreno y estoy perdido.

Después de mí la eternidad. Allá voy y muy pronto. En el teatro (señoras) Alberto, Astrid, Arturito Tocornal, en un barco, un bombardeo, la guerra, en plena salud… Cuando uno piensa que tan pronto terminará lo presente saca uno la conclusión: ser ciudadanos del cielo, no del suelo.
s31y12

Leer más

07. Rumbo de vida

07. Rumbo de vida

Rumbo de la vida

Un regalo de mi Padre Dios ha sido un viaje de 30 días en barco de Nueva York a Valparaíso y mayor regalo porque en buque chileno. Por generosidad del bondadoso Capitán tenía una mesa en el puente de mando al lado del timonel donde me iba a trabajar tranquilo con luz, aire, vista hermosa… La única distracción eran las voces de orden con relación al rumbo del viaje, y allí aprendí que el timonel, como me decía el Capitán, lleva nuestras vidas en sus manos porque lleva el rumbo del buque. El rumbo en la navegación es lo más importante.

Un piloto lo constata permanentemente, lo sigue paso a paso por sobre la carta, lo controla tomando el ángulo de sol y horizonte, se inquieta en los días nublados porque no ha podido verificarlo, se escribe en una pizarra frente al timonel, se le dan órdenes que para cerciorarse que las ha entendido debe repetirlas cada una. A babor, a estribor, un poquito a babor, así como va… Son voces de orden que aprendí y no olvidaré. Algunas veces al día el piloto sube al púlpito de la cabina del timonel a verificar el rumbo por otro procedimiento: tiene también allí otro instrumento de verificación: la rosa en el compás magistral que verifica el rumbo de la nave en compás de gobierno. Cuando un timonel entrega el timón al que lo reemplaza tiene obligación de indicarle el rumbo, además de tenerlo escrito en la pizarra: 178, 178″ llevamos la altura de Antofagasta… La corredera: otro instrumento preciso para medir lo recorrido y poder así

s31y10

Leer más

08. In aeternum vivere

08. In aeternum vivere

El hombre quiere vivir

Anhelo profundo de nuestro espíritu, el más profundo: vivir. Si uno ha conocido alguna belleza anhela seguir poseyéndola. Sólo los desgraciados, muy desgraciados, que temen lo peor se resignan a morir. El suicidio o es signo de locura, de consciente deformación moral que puede darse en algún pueblo como en el japonés, por motivos religiosos, o de una inmensa desesperación, acompañada de una profunda depresión nerviosa… Y los que se suicidan no es que odien la vida, sino la triste vida.

Por eso es que la naturaleza se resiste a morir. Cuesta morir, el hombre se defiende -“no pierde la esperanza”-. Y quienes creen que el hombre muere lloran la muerte. Llevan luto por la muerte. Porque el hombre no quiere morir, sino vivir.

Y sin embargo ante nuestros ojos todo es muerte, separación, dolor!

Una de las oraciones más inspiradas, más llenas de honda emoción humana es la Salve, que habla de esta vida como un “valle de lágrimas”.

Dolores! Hay que ser muy joven o muy santo para no conocer el dolor!. Parirás con dolor. Comerás el pan con el sudor de tu frente. Cultivarás la tierra que te dará abrojos. Tendrás enfermedades y miserias. Morirás.

La historia de la humanidad. El Sultán que deseaba conocerla… ofrece premio… enferma y no quiere dejar entrar a nadie. Insiste uno, interesado en el premio: Majestad: los hombres nacen, sufren, mueren. Lo demás son accidentes!!.

El niño nace llorando… se muere el hombre con gesto de supremo dolor: la última mueca; está desencajado.

Enfermedades ¿quién se escapa de alguna?. En Chile 400.000 tuberculosos… Los reyes enferman, los Presidentes…

La muerte ¿quién se escapa? Y en plena juventud, o edad madura: siempre se es puer centum aunorum!!
s32y20

Leer más